Language

Biescas

Biescas está situada al comienzo del valle de Tena, a 875 m. de altura sobre un antiguo valle glaciar. La localidad se extiende a ambos lados del río Gállego, ordenada según la topografía del terreno, conformando así dos barrios bien definidos: El Salvador y San Pedro, ambos presididos por las iglesias que les dan nombre. Biescas ha gozado siempre de una privilegiada situación geográfica, en la encrucijada de calzadas romanas, caminos reales y vías de comunicación que cruzaban el único puente posible para acceder a los valles de Tena y Ara. La localidad cuenta con una situación estratégica para el turismo que visita estos valles. Los servicios de que dispone y su entorno permiten disfrutar de un bello paraje natural y de una estancia agradable.

Entre los monumentos destacan las iglesias parroquiales románicas de El Salvador y San Pedro, la Torraza de Acín (edificio militar de origen medieval) y el casco antiguo, donde es posible contemplar la belleza tradicional de sus calles, de la plaza Mayor y del Ayuntamiento.

A 5 Km. se halla la legendaria ermita de Santa Elena, elevada sobre un desfiladero en un bonito paraje junto a un dolmen prehistórico.

Posición en la ruta

Biescas

No te pierdas

Cuando llegues a este punto de la ruta no debes perderte los elementos imprescindibles que encontrarás a continuación.

Conjunto de Iglesias de Serrablo

En esta zona, entre Biescas y Sabiñánigo y en la margen izquierda del río Gállego, hallamos un conjunto de iglesias románicas construidas entre los siglos X y XI. Únicas en su estilo, estas pequeñas iglesias constituyen el tesoro más preciado del territorio de Serrablo, pues todas ellas conforman un conjunto sin equivalentes fuera de esta comarca. En 1982, todo este conjunto de iglesias fue declarado Monumento Histórico. Todas ellas poseen una serie de rasgos comunes fruto de la coexistencia del sustrato mozárabe hispano, las influencias carolingias y el románico, introducido en Aragón a principios del siglo XI.